Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará

Julio Cortázar

viernes, 23 de enero de 2009

Travelling the way: Ejercicio # 4 - Escribe acerca de un objeto -

Debo reconocer que me dio, me da y me seguirá dando muchísimo gusto leernos en este espacio con un entusiasmo inusitado que me motiva a seguir compartiendo estos ejercicios con ustedes tenga o no tenga cosas que hacer -porque cuando algo nos gusta, se cuela entre esos dos polos -

Este ejercicio en particular se me hizo muy lúdico y bastante evocador. Y por lo que leí en lo que postearon ustedes, lo confirmo. Me gustó la forma en que pintamos con palabras. ¿Qué más podremos hacer?

Continuar con estos ejercicios me imagino.


Por cierto, los invito a postear también su scrapbook. En la semana yo subiré la foto del mío, pero solamente del exterior. Como mero ejercicio extra, y totalmente voluntario, les diré después qué haremos con esas fotos de scrapbooks.


Sin más, comencemos...
-------------------------------------------------------------------------------------------------

*Escoge un objeto - algo que quepa en tu mano. Reitero, algo común u ordinario usualmente funciona mejor.

*Concéntrate en él por tres o cuatro minutos. Míralo. Siéntelo, huélelo, pruébalo (¡si es apropiado!) escúchalo - escucha a su silencio también. La razón por la que un objeto ordinario es útil esta vez es porque tienes que poner a un lado todas las generalidades que conoces sobre "lápices" o "manzanas" o "piedras" y concentrarte en este objeto que has escogido. Honras tu genuinidad al honrar su genuinidad. No hay otro lápiz o manzana o piedra exactamente como esta en el mundo.

*Pónlo a un lado, donde no lo puedas ver o tocar.

*Escribe sobre él. Trata de que al describirlo alguien que no lo ha visto lo pueda tomar de un grupo de objetos similares. Escribe de él como si lo amaras. (Las madres saben de esto - ellas pueden reconocer a su bebé recién nacido en una sala de enfermería repleta de bebés. Algo que los demás simplemente no podrían.

*Cuando lo hayas descrito en su totalidad, recógelo de nuevo y compara lo que escribiste con el objeto en sí.

*Pregúntate:

¿He honrado su genuinidad?

¿Lo he visto y recordado propiamente? Por ejemplo, es muy fácil describir una roja y linda manzana como "rosácea" - pero en verdad has visto una rosa que sea del color de esta manzana?

¿Lo he descrito completamente? Hay algo más que pueda decir acerca de él, o a lo mejor acerca de tí viéndolo y escribiendo sobre él?


*Pónlo de nuevo a un lado. Escribe sobre él otra vez, puedes agregarle a lo que ya has descrito o empezar de nuevo si prefieres. Intenta ambas. Cualquier método con el que sientas más satisfecho, no tires nada de lo que escribiste en la primera descripción. Consérvalo.

*Repite este proceso de ver y luego de escribir, con el mismo objeto, por el resto de tu sesión de escritura.

*Si escogiste un objeto que puedas conservar. Consérvalo! Pónlo en tu scrapbook, o si te gustó lo que escribiste, colócalo cerca de donde puedas verlo, idealmente cerca del lugar que has escogido para escribir.


Pídele a tus amigos o familiares que escojan el objeto para ti. La próxima vez que lo hagan, pídeles que te lo muestren mientras cierras los ojos, para que tus primeras impresiones del mismo no sean visuales: escribe tu ejercicio usando sólamente los otros cuatro sentidos, luego voltea a ver al objeto y piensa en qué de lo que viste podría añadirse a tu descripción.

Ojo: para este ejercicio sólo nos limitaremos a comentar: "leído, gracias por compartir".

La autora asegura que en estos momentos no es recomendable ejercer ningún tipo de crítica o halagos a lo que estamos escribiendo. Mucho menos pedir disculpas o minimizar sus propios escritos. Esto, porque apenas estás encauzándote en el oficio/hobbie/capricho de la escritura: estás en la etapa en la que buscas tu propio camino, por lo que no necesitas de otra voz para interrumpir tu exploración. Maitland asegura que ese crítico atento será invaluable después, pero que en estos momentos una voz que comente sobre lo que hacemos solo creará estática como si se tratara del ruido rosa de un radio que no logra agarrar sintonía.

Por último, recomienda escribir también con objetos más grandes: un perro, un árbol, la vista desde una ventana. Las mismas reglas aplican, siempre y cuando sean realistas.

-------------------------------------------------------------------------------

Nos vemos el próximo viernes maistros

2 comentarios:

  1. listo.. ahora si, leido y apuntado... hare mi ejercicio y la subire a la brevedad

    ResponderEliminar

  ©Template by Dicas Blogger.

TOPO